fbpx

Agradezcamos la vida y disfrutemos de las pequeñas cosas que pasan aquí y ahora. No esperemos a los grandes acontecimientos, como una graduación, un ascenso o un nacimiento.

Saca la vajilla buena, aquellas copas que tienes sin estrenar y, con cualquier excusa… ¡haz un brindis!